martes, 27 de febrero de 2007

Acaricio su mano y el tacto de las venas en el dorso de la muñeca me estremece. Algo de mis propias venas se remueve hacia el centro, al sentir que estas otras están dispuestas para mí sobre la colcha, como minúsculos ríos de agua que hierve, desnudos ante el acecho de mis dientes.
Sigue en mí el tacto, el pensamiento.
Porque la calma de esta habitación viene a parar al sueño, a la tarde inmóvil de invierno, con el sol caído y unos perros rebeldes desgañitándose al fondo de la plaza.


AYAMONTE – TAVIRA - VILA DO BISPO - CABO DE SAN VICENTE –CARRAPATEIRA – LISBOA – SINTRA - CABO DE SINES - PORTO COBO -VILA NOVA DE MIL FONTES – ZAMBUJEIRA - CARRAPATEIRA




... Eu ja encontrei o meu ponto fraco.


Carrapateira. 31 de diciembre de 2006.

La luz. Los campos abiertos sin tejados. Prados que podrían ser Italia. Las manos al volante y menos tos. El desayuno en Vila do Bispo fue suculento y portugués, se arremolinaron parejas en el salón donde ya no había niñas viendo televisión en la tarde noche sino una abuela sonriente y lozana. Madrugar es tan satisfactorio a veces, cuando hay sábanas blancas en la cama y sábanas blancas tendidas en el corral, y un coche también blanco que te espera manchado de humedad, y un pan blanco con queso y una jarra de café para ti sola encima de la mesa. Irte de un sitio. Querer volver al momento.

Carrapateira sorprende con su extensión de desierto y olas largas. Allí de nuevo el sol y las pequeñas piedras, todo el viaje por delante y ni rastro de lo vivido. Cuando los árboles marcan el camino y yo piso el freno o el acelerador y la tarde hace siesta en la autopista y Miguel duerme a mi lado durante quince minutos de ciento cincuenta kilómetros por hora, entonces eso es la paz y yo lo entiendo: una ciudad al frente, un acantilado atrás, los restos del sexo de ojos vendados y algo que funciona, que camina. Creer que eres feliz y que eso es inquebrantable, saber que eres feliz y que el futuro es un barco donde caben todas tus pertenencias. Luego, a lo mejor, volver a dudar, plantearse con repetición las triples letanías de lo cotidiano, lo que no es viaje.

11 comentarios:

Miguel Marqués dijo...

Quiero que todo el mundo lea lo que has escrito.

Quitándome la palabra de la boca, y el mapa del escritorio.

Escribe tú sobre lo que amo, que lo haces tan bien que duermo lánguido apoyado en tus letras, a ciento cincuenta ciudades, curvas, playas, soles por hora.

Lo que no es viaje debe serlo.

igor dijo...

pues que lo que no os sea viaje, os sea viejo. pero viejo en el sentido de lo ya vivido y abandonado por inútil. os deseo. y que os vibre lo otro.

y a mí dejadme la carretera esa. y que sea como un círculo para no salir.

Kika... dijo...

Obrigadíssima, Lara.
Lei tu texto portugués esta mañana, no dije nada, tenía que digerir, supongo.
Quédate en todas las frases que quieras. Viniendo de ti, es un honor. De verdad.

Aqui ainda podemos esqucer-nos,
aqui ainda podemos fechar os olhos e sonhar
aqui ainda podemos ignorar voluntariamente
o dragão pela noite...

No es mío (ójala), es de Daniel Filipe... pero hablo portugués, y tu texto portugués me lo ha traído de vuelta...
Gracias,
Kika

Carmen Moreno dijo...

Cómo me alegro de todas las carreteras que estás recorriendo con esa sonrisa de niña, que te han hecho para siempre la Niña Lara, que te tenías tan merecida.
La felicidad es un océano que soporta barcos y todo el equipaje son los besos, los sexos, las lenguas, la sal...

robel dijo...

Nos vamos a Tavira?
conozco una cantina en el puerto que es perfecta para emborracharse

(siempre que no uses los vasos)

¿Cuándo nos vamos, pajaretes de Portugal?

vicky dijo...

¿Que será lo que nos envolvió en ese viaje? o, lo que es aún más inquietante... ¿porqué tendré la sensación de haberte preguntado esto antes?

Creo que tengo un deja vu, sin más. Cosas que pasan.

pablo dijo...

Quien lo probó lo sabe.

Anónimo dijo...

Increible poder hacer un descanso en el día para viajar un poquito con vosotros.
Yo buceo en las letras de Lara. Espero cada semana a que cuelgue algo nuevo, cojo carrerilla y salto de cabeza.
Después la realidad parece menos real. Mas amable.
Gracias Lara.

Lara dijo...

Gracias a vosotros.

Paralelo 49 dijo...

(...)

"Ya no se trata de yelmos y claros
donde el demonio grita deslumbrado

Mas de mirarse en los ojos la corriente
mas de tocar con el pulso un sol antiguo
allá lejos, donde se cruzan los nacientes"

Mario Cesariny

Besos, Lara.

Anónimo dijo...

¿Donde estás Lara?
Una semana sin saltar al vacío...
Necesito un poco de aire...