martes, 20 de febrero de 2007


4 comentarios:

Miguel Marqués dijo...

Es precioso contar las vueltas que en tu dirección, cimbreando, da el mundo.

Reb dijo...

Yo también viví ese día

Igor dijo...

dos breves notas, yo ese día de ese año, probablemente ni sabía que era San Nemesio ("fue un santo resio, la verdad es que un poco nesio, pero para muchos no tenía presio").

La segunda es que me sumo siempre a cualquier "¿Por qué no?" que diga cualquiera de mis amigos así, con tanta fuerza. Alborozadamente me sumo.

Okr dijo...

Yo, como soy más bien de natural perezoso, diría "¿y por qué sí, pudiendo quedarse uno en casa tirao en el sofá viendo fútbol y comiendo galletas de chocolate del príncipe de beukelaueur o como coño se escriba?"