domingo, 12 de octubre de 2008


Yo no sabía quién era Pablo Gallo (A Coruña, 1975) hasta que me invitó a participar en un libro.
Las condiciones eran suculentas: tenía que escribir un microrrelato inspirándome en esa imagen de ahí arriba, una de sus ilustraciones eróticas circulares.
Además, él haría un retrato a partir de una foto mía.
Las 62 ilustraciones a plumilla del libro están combinadas con los textos de 62 autores que han escrito sobre ellas, y cada uno tiene su retrato.
El resultado aún no podemos verlo: El Libro del voyeur no tiene editorial que lo publique... todavía. Yo creo que es un libro perfecto para un año de crisis: no durará mucho en tierra de nadie; al parecer ya hay editores estudiando la posibilidad.
Agradezco a Pablo el ofrecimiento y sobre todo la iniciativa. Es un proyecto muy personal que ha ido llevando a cabo de forma muy particular.
Parece que hablan de él por todas partes.
Aquí dejo un vídeo con sus ilustraciones: la música es exquisita. Requiere un buen vino.



9 comentarios:

ilsa dijo...

¡¡En menudo proyecto te has embarcado, es una maravilla!! He visto que compartes cartel con nombres como Andrés Neuman o Nacho Vegas, ooohhh... Y ya he visto tu retrato... qué ojos, madre mía!!!

Enhorabuena, espero de veras que "El libro de voyeur" encuentre pronto editorial.

Besos a plumilla.

Belcán dijo...

Toda una aventura erótica y redonda!

(la plumilla te sienta muy bien)

Un beso desde aquí cerca,
B.

Amarantear dijo...

oh
novedades,
proyectos,
que suba y baje la marea
apertas!

Pablo Gutiérrez dijo...

No creas, con vino malo también funciona.
Sí, qué dibujo, qué ojos redondos.

Aurélia dijo...

Preciosa la música, sí. Y los dibujos... Y el proyecto. Tanta gente reunida sobre semejante tema, qué entusiasmo! A ver si se atreven!! Un abrazo.

Aurélia dijo...

Astor!!! Como no?! Qué placer...

conde-duque dijo...

Muy chulo, sí señor.
Porque no tengo un duro, que si no...
Será un libro precioso.
Lo compraré cuando salga, señores editores.

Alex Nortub dijo...

Un placer participar en un proyecto como el de Pablo Gallo con gente como tú. Verá la luz pronto, seguro.

Jesús Beades dijo...

Ay, me hubiera encantado participar...