domingo, 15 de febrero de 2009

Armagedón


Tenemos que ser conscientes de cómo afecta el limón a la tripa limpia,
el dedo alzado y la saliva saliendo con burbujas pompas fúnebres de la reflexividad, del juicio incierto.

8 comentarios:

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

BONITA IMAGEN, AUNQUE SEA DE UNA PLAYA DESIERTA Y SIN VIDA. ES UNA LÁSTIMA QUE CUIDEMOS TAN MAL A NUESTRO PLANETA.

Okr dijo...

La vida estará en el agua, al laíco de la arena... ;)

La Semana Fantástica dijo...

Venga, tía, que tú no te chupas el dedo...

María dijo...

Me tiraste un limón,
y tan amargo,
con una mano cálisa,
y tan pura,
que nos menoscabó su arquitectura
y probé su amargura,
sin embargo.

Lara dijo...

Es curioso que ahora veo esto que he colgado y parece que hablo del cambio climático y etc, pero en realidad no. La playa, aunque no lo parezca, era una playa "medio limpia". Es el reflejo del agua de una ría y hay alguitas y cosas flotando, posiblemente contaminadas, pero bueno, en la línea habitual.

Y esto fue una mini reflexión de autobús sobre las relaciones vitales y los puntos de vista. Había más trozos y quizá cogí el menos claro o el menos acertado.

Eso sí, con el título que he puesto me he pasado...

En fin, un abrazo a todos!!!

Microalgo dijo...

Pues a mí me da la impresión de que está Usted pachuchilla estomacal... y bueno, soy un prósico. Ustedes me disculparán.

Por cierto, Dama Lara: Carmenmoreno y Elena se vienen el fin de semana para acá (acá = el sur). ¿Podrían miguelestrogofearme unos ejemplares de su libro y le llevan a Usted su pertinente montante de vuelta?

Y si sí, ¿Me firma uno?

¿O debo tirarme al suelo y patalear para que no ignore mis solicitudes autógrafas?

Lo hago, oiga, que ya tengo bastante fama de pirado por acá (acá = mi centro de trabajo, en este caso) y de perdidos, al río...

Un besote. Ya me dice.

Lara dijo...

Te mandé mail, Micro.
Un beso!

Isabel dijo...

Pues ya que estamos en las interpretaciones sobre lo que escriben los demás, casi nunca se acierta con lo que quiso decir el escritor en cuestión, no puedo resirtirme a opinar.

La primera frase junto con la foto me da la impresión de un empacho y un estómago que limpiar, para lo que es extraordinario el limón.

Y este "dedo alzado" y "juicio incierto" refleja un rechazo, precisamente, a esa subjetiva reflexividad que empleamos al opinar.

Por cierto y sobre otro tema: me gusta tu reflexión de "llegar lejos...", a veces se nos cuelan nuestros trasnochados hábitos al escribir con prisa y, me alegro, así aprendo.

Mi cariño para ti.