lunes, 31 de agosto de 2009

Por motivos ajenos e intrínsecos a mi voluntad, la desconexión aún me durará varias semanas.
Obviamente tiene sus ventajas.
Será más tiempo recobrado: teclas tac tac tac correcaminos y avanza el cortapáginas.
También reconozco: a mis amigos, además de llevarlos en el corazón, empiezo a echarlos de menos.
A la Ciudad, además de verla nublosa, la siento bajo mis pies descalzos en la arena negra (tengo visiones fugaces de mis botas altas hasta la rodilla y sólo de pensarlo sudo pero sé que toc toc correrán Gran Vía arriba).
Mi casa entre los árboles: ¡dónde está? Quieta y creciendo nido de arañas, seguro. Ésta me espera sin remedio.
Por motivos ajenos e intrínsecos a mi voluntad, este verano durará lo que duraban los veranos de la infancia. Septiembre, os avanzo, es el mejor momento de todos. Cuando la playa huele a otoño y sólo quedan seres perdidos.
No soy un poema de e. e. cummings. (¿Te imaginas?)
Tampoco una línea del diario de Mansfield (confieso, me cansan las escritoras cuando se martirizan en sus diarios por no escribir lo suficiente, un día tras otro machacándose en sus delicadas personalidades débiles y fascinantes, dejad vuestros diarios que no se hicieron para ser publicados y escribid, joder, vosotras privilegiadas que no teníais facebook, y yo siglos más tarde, qué tonta, los leo y me aburro, escribe, entonces, en vez de leer: ¡no digas eso!).
A veces, algunas, cuando al mar se le ocurre soltar un poco de aire frente a mi cara, cojo el cuaderno por la parte de atrás y garabateo una línea corta. Pero no puedo ser fragmentaria ahora, toda mi cabeza pertenece a lo Otro (tic tic). Lo Otro tiene que continuar y ¿será posible que un día, cercano, ponga Fin?
Me he pintado todas las uñas de un rojo chicle, desde ese momento, cuando miro mis manos veo las manos de mi hermana y pienso en Cambridge.
Doy las gracias a todos los que aquí estáis o por aquí pasáis aunque yo sólo esté a ratos cortos y descafeinados.

12 comentarios:

Xavie dijo...

Señorita,
¿Sigue usted por allí entonces?
Mañana parto camino de aquellas playas (la isleta, la isleta) hasta el día 10 y estarían bien unas cañas, ¿no?

Besos,
X.

Mario dijo...

Uno de estos días nos lamemos el verano...

NáN dijo...

Se os echa mucho de menos. Lo sabes bien. Pero hay que lo que hay que.

Ganas de abrazaros, Lara y Miguel. (precisamente ayer, Roberto y yo nos emborrachamos un poquito y hablamos de lo bien que habría estado que estuvierais).

Miguel Ángel Maya dijo...

...Mmmmmh...

kika... dijo...

pues creo que en septiembre voy para allá...

ya te contaré!

besos
K

Aurélia dijo...

Disfruta todo este verano que se te alarga, divina -es que sos el verano que se alarga... Cuánta curiosidad por "lo Otro"... Un abrazo muy grande, de verano pasado, futuro...

Okr dijo...

Te veo en na.

El miércoles me lleva un jinete renfero en su corcel de hojalata y llego para la cena.

Te llevo contaminación madrileña en la piel (me arrancaré un cacho si lo quieres) y mermelada casera de estrés de la línea 6 en un bote que fue antes de espárragos Gigante Verde.

Me voy en medio de una mudanza, tiempo muerto, y ya la terminaré a la vuelta, que hay amigos por el sur a los que tengo que ver, falta nos hace a todos.

Ya tengo casa, ya verás el vídeo cutre que grabé esta mañana.

Besicos.

mariona dijo...

LO OTROOOOOOOOOOOO!!!

Aroa dijo...

si yo me pintara las uñas de cualquier color, también pensaría en mi hermana, seguro

dale!

mil besos volantes para allá

Libertad dijo...

He estado releyendo un objeto así como redondo y rojo que tengo por aqui, por casa... y había algo que decía así "El sexo tiene benditas las palabras" o "Las cosas del querer tan rojas e insomnes"...

y nada, yo me contento, me siento feliz, porque me parece que estás aqui cerquita.


Un abrazo Lara

Microalgo dijo...

Gracias a Usted, dama Lara. Por acá seguimos.

Amarantear dijo...

Buen septiembre,Lara.