jueves, 13 de septiembre de 2012

Extraña forma de promocionar dos talleres de escritura

Tenía muchísimas cosas que contar. Ese tipo de cosas de cuando aparentemente no hay actividad pero en realidad todo cae frente a tus ojos a velocidad de rally o de competición de moto acuática pero una vez más El Tiempo 
bueno ya sabéis de lo que hablo
(de lo que siempre hablo)
(esa frase adoptada de tu madre: me acabo de sentar, no he parado en todo el día, ah, ¿ya pasó otra semana?)
pues eso
El Tiempo 
Ese Gusano Escurridizo
(y demás).
Por ejemplo quería contar que efectivamente el verano fue como esperaba.
También que he tenido el placer de participar en nuevos libros: libros que se merecen una entrada aparte. 
Que el regreso a Madrid tiene la contradicción del aire calcinado frente a la liberación de su pluriempleo emocional, su adolescencia incansable. 
Que leer poemas de Cortázar (esos poemas que tanta gente tacha de malos pero que no dejan de ser Cortázar y punto) junto a varios amigos y una botella de mezcal traída de México es la mejor bienvenida a los fantasmas. 
Que en la plaza Antón Martín han sustituido un Burger King que hacía esquina por otro comercio más de ropa china quizá para mayoristas y también para minoristas y ese es un buen resumen de nuestra macabra economía (ah, no crean que Burger King ha sido derrotado, solo se ha mudado unos metros en calle Atocha, quizá ocupa ahora un antiguo comercio de ropa china). 
Bueno, vale, en Callao han abierto una estupenda librería de ciudad-con-glamour. Es inevitable que se te caiga la baba al entrar.
Como veis, tenía muchas cosas que contar. Incluso alguna interesante.
Pero de verdad que voy corriendo detrás de mí misma y que avanzo a través de los días y ya estamos en septiembre y quiero hablar de algo importante porque este año vuelvo a abrir la convocatoria para el taller online y abro una nueva convocatoria para un taller presencial en un lugar precioso de Madrid (pequeño, blanco y precioso). 
Si pincháis en las fotos podéis ver la información del programa, el precio, la duración, el lugar del presencial, la metodología del online. Sí, los carteles son casi iguales. Pero no iguales del todo. 
Ojalá tuvierais tiempo y ganas para subiros conmigo a este barco. 
Prometo que. 
Gracias. 






8 comentarios:

Isabel dijo...

Nos faltan otras cosas, pero ganas, ni migita.
Cuando te leo estas cosas siento no vivir en Madrid para vivirlas, porque contigo se impone la presencia.

Besos grandes y chiquitos, esos dulces, muy dulces.

Ya van tres veces que no atino con los caracteres, cada vez lo ponen más difícil.Espero que a la tercera...

Lara dijo...

Gracias, Isabel!
Qué te falta? Dime, que igual puedo encontrarte la medida.
Ya quité la verificación de palabras, por fin.
Besos!

Isabel dijo...

Creo que no me expresé bien, lo que me falta o, mejor dicho, me sobra es la distancia porque lo que me gustaría es poder asistir a tus clases presenciales, pero no es posible.

Me conformaré con leer tus libros y aprender de tu escritura.

Un alivio lo de las palabritas.

Gracias por tu interés y un gran abrazo.

Aroa dijo...

¡vamooooos!

ETDN dijo...

Esto no tiene nada que ver, pero estoy contenta y borracha, y con pocas ganas de trabajar y con muchas de celebrar.

Lara y los taxis que salvan.

Lara y M. besándose en la espera de otros novios.

Lara bailando con un vestido a rayas con una historia detrás.


Eso es la vida.

Celebremos.

Besos.

ETDN dijo...

Esto no tiene nada que ver, pero estoy borracha y con ganas de celebrar y con pocas de trabajar.

Lara y su taxi que salva caminatas con tacones.

Lara y M. besándose a la espera de otros novios.

Lara bailando con su vestido a rayas con una historia detrás.


Celebremos. Siempre hay motivos, aunque no siempre lo parezca.

Un beso.

NáN dijo...

Espera que vengo,¡Voy, Voy!

trovador errante dijo...

Lara...al igual que aquel mes de noviembre, al oir de tu boca "No es perder el tiempo"...llegué a casa y empecé con Trovador errante...ahora vuelvo a ti o tu vuelves a mi - no hay casualidades - para darme otro empujón con el taller on line...así que ya me decidí...cuenta conmigo para dejarme empujar y volver a escribir...

Hablamos por mail y vamos al lío...

Un abrazo enorme y besos para los tres,
Kike