jueves, 15 de noviembre de 2012

El plato que antes nos comíamos caliente ahora nos lo sirven frío



Para Nano: en celebración de su nostalgia de Aullido,
en celebración de nuestras lecturas en cuevas. 


No hemos cambiado tanto y sin embargo somos enteramente otras personas
bajo las marcas de la cara bajo la delgadez bajo el mentón envejecido
ahí estamos, robustos, recios y diamantes
el puño de ilusión que nos abrasó el estómago esa vida cuando recién empezaba
la gloria de sufrir a los veinte años
la mala memoria de sentir.

No hemos cambiado tanto y sin embargo el cerco se hace estrecho hasta la asfixia
y aquello que pensábamos vivir
aquello que no existe 
nos roza como el frío
la desazón de una noche sin nada entre las manos.

No hemos cambiado tanto y sin embargo el cine de los noventa
los pantalones vaqueros sin bolsillos las broncas con tu padre
o los veranos eternos redentores del hastío.

Algunas cosas quedan 
seguimos siendo jóvenes para según qué nostalgias
seguimos siendo finos devoradores de tácticas amargas
y todos los amigos que nos aman siguen dando sentido y estocada.

No hemos cambiado tanto pero, mira, yo no me reconozco en el recuerdo.
Y cuando a veces lloro en el sofá un viernes por la noche
nunca es por otro cuerpo u otra lucha
cama destino fiebre y desvarío
lloro solo por mí 
porque hemos cambiado tanto y sin embargo 
sigo siendo la misma.



7 comentarios:

Sonsoles dijo...

Yo también lloro a veces, pero solo porque nunca aprendo.

Un beso!

NáN dijo...

Ay, Chava, gracias por la dedicatoria y un "me chifla" por el poema.

Miguel Ángel Maya dijo...

...Desde la distancia intuyo que algo te pasa, que algo estás rumiando o barruntando, que algo te traes entre manos...
...Yo ando en esas, afortunadamente ando en una reconstrucción íntima y personal, si no, mis dos o tres incipientes canas ocuparían el centro gravitatorio de mi cabeza y de mi tiempo perdido...
...Yo, por mi parte, puedo ofrecerte mi vestido, mi amor, mis tumbas, mi gloria, mis carabelas, mi nada...
...También lloro por mí en el sofá, y también renazco de mis cenizas apenas me ponen unas teclas delante...
...En medio del desierto tengo algunas novedades bajo el brazo. No es mucho, pero me salvan un poco...
...Te quiero...
Migue

Aroa dijo...

me ha costado dos días reponerme del 'Aullido' y ahora esto...

Isabel dijo...

Me has dejado muda.

Siento que ni siquera puedo rozar esto tan hermoso y tan sentido.

Hay cosas muy fuertes aquí y me alegro por vosotros.

Abrazos

reb dijo...

Tremendo aullido y deliciosa nostalgia de viernes y perros. Pero no llores: lo mejor está por venir.

A filla do mar dijo...

Resulta extrañamente agradable sentirse "así" y, sin buscarlo, encontrar a alguien que no solo se encuentra como tú sino que, además, lo desribe tan bien.

Un beso.