domingo, 22 de octubre de 2006


(foto de Loretta Lux)


Dobles parejas. Y aquí no hay nadie. Triples, quizá. Otra vez se escapan, los oigo mover las piernas y los brazos, intentan nadar en el océano de voces. Solitario. Empiezo a comprender que la palabra mojada y prohibida crece como un árbol enfrente de mi puerta. Llegará un momento que en no pueda salir de casa, las enredaderas asustando mis ventanas y un núcleo de ardillas recitándome el Corán a ritmo de blues. Y solitario. Las manos que se mezclan en mi álbum de fotos tienen un solo propósito de enmienda: traer la paz hasta el sitio infinito, convertir la sal en psicoanálisis y psicotrópicos, hacerme ver, por qué no, qué lugar ocupo de verdad en esta guerra, y cuánto espacio me sobra para sobrevivir. Cuento hasta cien. O ciento ocho. Creo que la noche empieza a hacerme efecto.

Farol. La vida o el recuerdo, qué prefieres. Una te asalta cada mañana al despertar, el otro se abalanza a tu cuerpo durante el sueño, independientemente de la máscara que te hayas colocado para dormir. Esta vez es una máscara veneciana, auténtica. Los lazos que la atan a tu nuca son suaves como una lengua de niño violinista. No hay purpurina, sino carne plateada. Una máscara. La cáscara del amor. La pesadilla te coge desprevenido, quién inventó la sábana, ese pigmento seco de las madrugadas, el falso abrazo de tu propia cama, ni frío ni calor, fantasmas de la tribu bailando al son del disparate, al fondo una voz conocida, como si cantara, como si gritara, abro los ojos de un golpe y allí estás: la cáscara te sienta tan bien.

4 comentarios:

nán dijo...

Breve comentario en una interrupción en la noche: a) el texto me atrae; b) el miedo a cierto surrealismo fácil y verborreico; c) frases como "Creo que la noche empieza a hacrme efecto" o "la cáscara te sienta tan bien", con lo que resuena de atrás, me tranquilizan para volver a dormirme sabiendo que la compra fue buena.

nán dijo...

Date una vuelta por http://profile.myspace.com/index.cfm?fuseaction=user.viewprofile&friendid=94982653
Pablo tiene 2 vertientes: músico pop o poeta (que articula grupos de poetas; casi vuestros hermanos pequeños). En esa dirección podéis conocer su parte pop (el monóculo y la ropa a los Tristán Tzara, en los dos lados). Precisamente porque parece que tenéis poco que ver, habría que verlo.

Quizá haya que ir viendo si sería posible gritar(susurrar) esos poemas con otros en sitios. No dejarlos para tan pocos. Ponerlos a prueba.

Le diré dónde puede leer los tuyos. ¿Te importa?

Lara dijo...

¡Claro que no me importa!

Ahora echo un vistazo... Gracias.

nán dijo...

Iremos hablando.