miércoles, 22 de noviembre de 2006












Esta vida incontrolada.
El pánico a las estrategias.
La inseguridad paralizándome
las cejas y el vientre y
arrancándome el corazón,
corazón inestabilizado
e hirsuto y despiadado
y mártir y prohibido
y demacrado y desolado
e inflado y corrupto
y apócrifo y nunca
corazón.
Ya no sé qué
guardo entre las costillas.
A qué animal suicida
alimento de mentiras
y otros lujos.

10 comentarios:

isobaras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
isobaras dijo...

Tus entrañas. Eso guardas. Y aunque no se vean aquí se escuchan, más altas que el desaliento. Yo las escucho, por eso he venido.

Pablo dijo...

Te has puesto tan JRJ en los últimos versos, L, que me acuerdo de "Qué animal idiota, hijo del odio y del dolor, fabricó el mundo..." Pero olviden la cita, que citar, como señalar con el dedo, no está bonito.
En cualquier caso, cada vez me gustan más los cierres de lo que escribes, hasta el punto que creo que voy a empezar a leerte desde el final, digamos desde la contraportada, ¿LRL?.

Okr dijo...

Como diría mi madre, eso son gases.

Ahora en serio (y que no sirva de precedente), la teoría del embarazo gana puntos muy rápidamente.

Joder, que no puedo parar (al final Nan va a tener razón, snif).

Ahora en serio (de verdad), creo que me apunto a lo del pánico a las estrategias. Por lo menos en el sentido en el que yo lo entendí (cada uno lee lo que quiere ver), porque no sé en qué gen alguien ha escrito que no hay mayor miedo que el que da tenerlo todo planeado. Un futuro enmarcado, que de tan bonito da cosa hasta vivirlo. Para muchos la cuerda floja es la forma natural de vida, aun con todo lo que has dicho, con todo el sufrimiento que conlleva. Y parece que cuanto peor estamos, cuanto más conscientes somos del vértigo, más nos cuesta salir y firmar donde dice 'Nómina, hipoteca y rutina'.

Y si tu poema no iba por ahí, valga la reflexión para cualquier otro que salga después sobre el tema. He dicho.

Anónimo dijo...

qué cabronazo, espera a que me vaya para escribir así.

anónimo

Lara dijo...

Besos a todos, chicos. Muchos besos.

Okr dijo...

Claro, tú con besos lo arreglas todo. Pos hala, más besos.

(¿Cuántos hay que dar para que esto empiece a considerarse cibersexo?)

Miguel Marqués dijo...

Lo de la cuerda floja como única forma de vida (Con el ideal JRJ, eternizándose en la creación de "belleza" o flotando como un globo de esquina en esquina, que todo resbale sobre la piel henchida y mate. Como gusten.)es también una estrategia.

Okr dijo...

Si es algo premeditado, sí, es una estrategia. Pero si te sale sin pensar, por tu rumbo natural aleatorio, no hay nada de estrategia, es sólo un dejarse llevar casi inconsciente. Es como respirar. Te sale, no lo planeas. Y para muchos bajarse de la cuerda floja, seguir una estrategia dentro de las reglas mayoritarias, se parece mucho a dejar de respirar.

Lara dijo...

¡Ese Marco!