sábado, 19 de enero de 2008


... la reconquista.

A doble o nada.

Marihuana.

Las tiras de cabello de la tarde son láminas ardientes que caen sobre la cama y las paredes.

Hace falta algo más que un hueco, varios minutos estirados en horas, para recordarte y recordarnos.

Cuando ayer era de noche

y tú llegaste,

afilamos la madera de la mesa

no logro recordar qué cenamos

(y era sopa)

pero el vino frío nos encharcó la boca y así

las palabras huyeron

contrarias a la lengua y acolchadas.

Big time.

Volvernos locos.

No sé si tienes sueño pero tus ojos

son la mitad enorme de lo enorme,

y el carrete en blanco y negro, clic, 4’5 de diafragma, un segundo partido en ocho veces,

Big time.

A doble o nada.

Que su voz estaba rota y no es tu cuerpo

tu cuerpo

porque es tu cuerpo

la silueta desnuda contra la pared

clic

clic.

Era la noche entonces

con la alegría de lo oscuro,

la luz viva del desorden,

Big time,

los vasos de vino frío.

Vivir en viernes que se acaban

sentir

todavía el sábado no se agota

la luz

a doble o nada

rasguños de tu cuerpo contra el mío

clic

a doble o nada.

22 comentarios:

conde-duque dijo...

No lo entiendo mucho, pero ,e gusta.
"No sé si tienes sueño pero tus ojos son la mitad enorme de lo enorme"
"...no logro recordar qué cenamos
(y era sopa)"
PD: Si te sobró algo de maría, llévate un porrillo a la Cripta.
Me estaba acordando de que nuestro contacto empezó precisamente con una fiesta en la casa vacía de Mabalot (que estaba de viaje en Jàpón) y tú traías costo de Marruecos, ¿no?

Miguel Marqués dijo...

Jajajaja!
(Qué paranoia, habría que hacer un fanzine o algo con ese post memorable. Pero ¿no era un loro de unas fiestas regionales que hablaba y todo? El del costo, digo.)

Lara dijo...

(La que ha hablado ahí arriba soy yo equivocándome de botoncito.)

Mega dijo...

Big time.

¡Clic!

Muy chic.

;-)

Virginia Barbancho dijo...

Lara de las palabras infinitas y los pelos elevados sobre sus puntas una y otra vez y otra...

Por favor...

no te acabes nunca...

Aurélia dijo...

Me lo tengo que volver a leer una tercera vez, y más... Me encanta. No sé lo que es, y eso me encanta más. Me atrae.

Amarantear dijo...

Vivir en viernes que se acaban...
gastar las fotografías que tomamos, leerte,
releerte,
y pensarme a partir de lo escrito.
Sigo recibiendo palabras aquí en Barcelona, sigo viviendo mis días entre dos océanos.
Me voy a Cerdeña, espero que no se retrase ningún vuelo

carmen moreno dijo...

Claro... Si empezamos con marihuana, ¿cómo vamos a acabar? No, si terminaremos todos con lo del sexo... Ave María Santísima, dónde va a llegar esta juventud...

NáN dijo...

A mí me gusta el sexo de vil.

NáN dijo...

(será porque mi juventud no sabe ya dónde va a llegar)

Amarantear dijo...

Gracias

carmen moreno dijo...

Primo, su juventud siempre llega más allá del más allá. A mí jamás me cupo duda.

Microalgo dijo...

No me toca a mí asomarme a esa puerta. Y tampoco sé cómo mandar cariño (Western Union no garantiza nunca que llegue). Así que, atado de pies y manos, A Nán y Carmen me encomiendo para que sean portavoces mío (bonita palabra: portavoces. Como si uno pudiera llevar una voz como el que lleva una jarra de agua). Lo que ellos te digan, bien dicho estará y yo me sumo.

Magapola dijo...

¡Puf! ¡Fantástico! Sin palabras...

NáN dijo...

Pues a doble o nada. Me gusta ese estilo.

caos dijo...

-¡¡NO ME DIJISTE QUE T...!!!
-Shhhhh...







click!

Shangri-la dijo...

Hola. Te invitamos a visitar nuestra nave. Un saludo.

NáN dijo...

Esta última invitación es importante. Para ti y para todos. Yo hace muchos meses que estoy enganchado a shangri-la.

vega dijo...

Oh Lara...

La Semana Fantástica dijo...

Qué martes éste, tan lleno de cosas... Hubo dos muy buenas, y tú estás en una de ellas, y lo sabes.

Kika... dijo...

A doble o nada.

Qué ganas de abrazarte.

Besos y magia,
K

Peter dijo...

¿Doble o nada?

El desconocido de ojos profundos sacó un cubilete de marfil adornado con calaveras, unos dados de puntos rojos como la sangre y una sonrisa de tahúr reconocida y reconocible.

¿Te sientes afortunada esta noche?