jueves, 17 de enero de 2008


Llegarás mañana
para el fin del mundo
o el año nuevo,
mañana te mato
mañana te libro...


LHASA




Si hay que elegir soledad, yo elijo ésa.
Quién lo diría.
Ahora, el viento da la vuelta en la montaña y llama, huracanado, toda la noche.
En la habitación de al lado, unos zapatos son la única señal de vida. La estantería está torcida y quedan restos de incienso en la madera. He abierto los armarios y dentro todo estaba como antes de llegar. Pero una luna colgada del hierro de la ventana me dice. Casi la olvido.
Omito la tristeza y no cierro los ojos para recordar: el 1 de enero, el agua estaba fría y los pies terminaban por ser barcos invisibles. Hoy, aquí, el atardecer era un fuego agachado.
Pero ya no. Quedó afuera una farola, prendida de naranja, y gatos de la selva.
Meditaciones.
En el salón, un solo cuadro gobierna las paredes: "Quédate conmigo", dice.
Y aquí estoy.

17 comentarios:

david dijo...

Yo es que hay cosas a las que no puedo responder con palabras, como por ejemplo eso, o la envidia atroz por la foto (algo torcida para mi gusto, y con el objetivo manchado. Qué consuelos más cutres se tiene que buscar uno). Así que nada, me guardo toda respuesta para el momento de la comunicación no verbal (que requerirá, lo sé, no sé por qué, una botella de vino).

Y tal vez yo también esté ahí, últimamente estoy en tantísimos sitios.

carmen moreno dijo...

http://youtube.com/watch?v=iALWYHTzosI

Mira ese video de Youtube. Canta un amigo mío. La canción se titula "No te marches" y, al leer tu post, me he acordado de ella.

Niña Lara, me has conmovido.

Microalgo dijo...

Pues a mí la foto me parece una maravilla. Ella camina sobre las aguas mejor (aún) que el mismísimo Jesucristo, porque lo hace de puntillas.

ndj dijo...

La delicadeza de los pies...

Miguel Marqués dijo...

La mejor nota de despedida (que no de despido)imaginable. La más macabra, la más inocente, también. De las más hermosas, emocionantes.

Qué momentos tan únicos.

AROA dijo...

lara...

(...)

cuánto silencio se me queda en los dedos para responder nada

uno de los textos, lo que sea, conjunto de sensaciones, descripción.. qué

muy tuyo

y más bello que he leído en mucho tiempo

Amarantear dijo...

Pasear o mar e como amar moitas veces a beira sen cansarse de paseala e de querela.
Amo a mares o mar que agora non vexo pero que me agarda, o mar que me separa nin sequera é un mar compartido.
Bicos!

Anónimo dijo...

Si que fueron momentos únicos, qué orgullosa me siento de tí y de pertenecer a todod esos momentos y a tu vida, la foto preciosa nada de movida,ese mar es así

Reb dijo...

Uff

yo dijo...

en puntas de pie.

NáN dijo...

Creo que te entiendo.
El deshacimiento.

Mega dijo...

Hay que poblar el mundo cuanto antes, ¿no es cierto?, aunque los pies se sumerjan como barcos.

(En Berlín saqué una foto no hace mucho que quería colgar en mi blog y que, como verás, se parece demasiado a la tuya...)

Besos

Mega dijo...

...a la tuya del poema anterior, quise decir.

Virginia Barbancho dijo...

los huecos lo llenan todo de nostalgia y silencio...

todos nos vamos antes o después, pero sólo unos pocos en algún momento nos hemos atrevido a decir quédate

(quédate)

Besos

Aurélia dijo...

A veces uno le tiene miedo a la soledad... Tal vez por amarla tanto... A veces hace bien estarse sola, en pleno París o en plena montaña. Los recuerdos bonitos pueden así rondar más a gusto. Algun día me mudo a la Sierra! Es un sueño de hace dos noches! Ya te contaré!

Peter dijo...

Quedate, Lara.

Nunca nos faltes

Fucked up dijo...

Me ha encantado.
Me gusta tu blog.

Seguiré leyendo.