lunes, 14 de enero de 2008


Lento enero
con su costillar
lleno de llaves de luz
cosa futura
y de tornillos
a veces
el óxido.
Hasta que suba la marea.

21 comentarios:

Pablo dijo...

Pues es a las 18.20, coeficiente 1.2.
(¡La foto!, como en aquella peli tan rara!)

conde-duque dijo...

Da miedo...

Amarantear dijo...

onde é?
me recuerda a Compostela!
Mi bus siempre paraba delante de una tienda de novias, Versalles...demasiados recuerdos de mi ciudad de piedra!

mariona dijo...

tu... me estás dando mucha mucha envidia últimamente, con tus fotos...

(yo tb quiero verte YA!)

david dijo...

Y yo como siempre que escucho esa última palabra recuerdo al Evaristo cantando aquello de "va a subir la marea..."

Pero por la marea no hay problema. He sido designado como su vigilante por adivina-quién, y me dedico a mi tarea con saña.

Y para cuestiones relacionadas con grandes cantidades de líquido yendo y viniendo nada más fiable que un toledano. Y si hay que beberse un mar, pues ala, ponedle una rodajita de limón y pa dentro.

Y a mí la cosa futura me hace poner cara de cretino feliz, así, ^__^

Lara dijo...

P., ¿te refieres a la peli del tío que se enamora de la mujer de palo? (Mmm, las 18.20, si la niebla me deja encontrar el camino, espérame allí.)

Antía, es en Santiago, sí!

Toledano... yo creo que se ahogaría usted con el mar, por mucho líquido que le quepa en el cuerpo. Vigile la marea pero no se la trague, que pa eso es toledano.

Besos a todos!

Amarantear dijo...

Lo sabía :)
Pues sigue siendo hermosa la vida...que retrates una imagen habitual "na meniña dos meu ollos". Me alegro de que paseases las calles de piedra del salón de mi casa.Yo también estaba allí llenándome de vida los bolsillos para traérmela a Barcelona.
Bicos, viaxeira!

carmen moreno dijo...

Y qué bien cuando sube la marea y nos moja los pies y, de repente, nos parece que el mundo es un lugar mejor, al menos, más fresquito.

momo dijo...

Y cuando sube la marea....
En Donostia en un puente encontré un mimo con esa cara.

Virginia Barbancho dijo...

Hey! No era Serrat el que tenía una canción de uno que se enamoraba de una mujer de cartón piedra?

Mmmmm... Lara, cuidado:

Que sube la marea!!!!!!!

(con voz de rubia)

Aurélia dijo...

Y esa estatua...? Encristalada... Con sonrisa que no sonríe. Enero...
Esperemos la marea alta.
Estoy tomando licor de hierbas. Brindo con vos !

Microalgo dijo...

Uh. A mí me viene bien que suba la marea... recuerden que soy una microalga.

AROA dijo...

qué imágenes
una detrás de otra
que veo
si cierro los ojos
hace falta agua

Angeles Teran dijo...

Reconocí la luz de invierno de Galicia en tu foto, una luz triste que me acompañó en mi juventud en Vigo.
Tal vez es lo único que no me gustó de galicia esos momentos de luz triste, por lo demás,hermosa.

Un beso Lara

La Semana Fantástica dijo...

Eso es, Virginia, De cartón piedra, preciosa canción de Serrat. Yo a menudo la canturreo...

Y unos zapatos de falso charol
que chispeaban al roce del sol
limpia y bonita siempre iba a la moda
arregladita como pa’ ir de boda...

igor dijo...

me ha encantado el poema, la letanía musical del haiku... aunque para mí enero vuela con su desbandada de minutos, horas y días... marea de besos!

Lara dijo...

Hola a todos!

Especificando: una cosa es la canción de Serrat (estupenda de principio a fin, con ese recitar último de "y ahora vienen a verme mis amigos... encerrado entre cuatro paredes blancas...") y otra una peli rarísima que vi cuando era chica y ya conocía la canción, la pusieron en el vídeo comunitario del barrio, y parecía el videoclip de hora y media del argumento de Serrat. Aunque no sé exactamente a qué se refería Pablo cuando dijo "aquella peli tan rara", a lo mejor era otra cosa...

Un beso de enero (el no va más) para todos, y gracias!

Belcán dijo...

Santiago tiene, no sé por qué, varias de estas tiendas de novias, unas al lado de las otras. La foto de la fotógrafa haciendo la foto era aún más inquietante, pero cálida.

A veces el óxido. La marea sube. Lava los pies de los embarcaderos, pero nunca, nunca se lleva el óxido, que siempre crece, ahí fuera, silencioso.

elchicoquequeriaserbreteastonellis dijo...

Sí, a mí me suena lo del tío que se enamora de un maniquí e incluso hace que se casa con él y todo, ¿no? Me suena a francesa. Voy a googlear a ver si encuentro algo...

Besitos,

G.

elchicoquequeriaserbreteastonellis dijo...

Puede ser la película "Mannequin", pero no sé por qué me sigue sonando a francesa, la que yo digo...

Miguel Marqués dijo...

Pigmalión? :D

Es griega :)