domingo, 15 de marzo de 2009

Ya están aquí

9 comentarios:

carmen dijo...

Esta Menuda me tiene loquita de atar.

Qué placer "desayunarte", Lara.

Un abrazo

David dijo...

Algún día me explicarás cómo estiras así el tiempo. Besos desde la orilla.

NáN dijo...

ya iba haciendo falta.

Okr dijo...

Mi favorito. Esta menuda está madurando y empieza a dar cierto miedo :)

trovador errante dijo...

No se por qué me seduce tan particularmente la menuda. Pero lo hace sin querer, como los sedutores naturales. Me hace pensar y sentir. Hoy me rondó todo el día eso de exterminar la soberbia.

Muy bueno Lara, mezclarse con humanos es lo que tiene.

Un abrazo

ILSA dijo...

No sé cuántos mundos habrá, pero desde el mío también todo se ve desde lejos (voz en off:Maldito miedo).

Y sí, es cierto, a veces el mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos; me lo dijo un habitante de Casablanca.

El Viajero Solitario dijo...

Estupendo el cuento, Lara, me ha encantado.
Tu menuda me recuerda a Roy (el androide de "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", de Philip K. Dick / el replicante de "Blade Runner"), sólo que en este caso es al revés: si allí anhelaban sentir empatía (que era lo que lo diferenciaba de los humanos), tu menuda se cuida mucho de los adjetivos, para no sumergirse en un halo de humanidad.
Un placer de lectura.

luna dijo...

vivan los noveles!

Blanca Oraa dijo...

Me parece muy bueno tu blog pero no te voy a seguir porque ya tienes suficiente éxito, prefiero seguir a gente más desamparada.