miércoles, 30 de junio de 2010

Allí.

Lloraba porque quería estar en otro lugar.
Fugarme a mi esquina del planeta.

13 comentarios:

juan bello dijo...

al menos sabes dónde quieres estar

Aroa Moreno dijo...

eso digo yo
cuatro esquinitas tiene mi planeta

Pulgarcito soñador dijo...

Que lindo es fugarse mientras el mundo te busca...

Periferia dijo...

No llores.

ILSA dijo...

Vuela, Lara!!!

RaRo dijo...

eso lo conozco yo...

RaRo dijo...

cuando llegues allí bébete un margarita a mi salud!

Isabel dijo...

Y disfrutar de ese agua maravillosa.
Me alegro de que estés o que vayas a ir.

Abrazos

Lara dijo...

No estoy allí, no...
¡Paciencia, llegaré!

kika... dijo...

enseguida estamos allí...

besos!

Yoyoro dijo...

Besos de Yoyoro.

En su esquina como japonesa, también rara.

Gemma dijo...

Lo gracioso es que tal como lo escribiste cuesta saber si lloras por no estar aún allí o bien lo haces estando allí y deseando estar aquí (o acullá).

En cualquier caso, qué bueno poder llorar sabiendo...
Un besote

Elena Mª Lechuga Villalobos dijo...

Lloraba por querer llegar, y lloré cuando estuve porque me quería ir. Las risas cayeron como perlas por el camino, y olvidé recogerlas para poder volver al sitio del que partí.
No hay retorno, a veces no después.