martes, 13 de diciembre de 2011

Tres. Algunos días improductivos.



Mañana, por si acaso, voy a ir sola a la ciudad. 
Es como un viaje. Siento que tengo que prepararlo todo: un cuaderno, las botas, un abrigo decente y quizá la brújula. 


Ah, nada que ver. Pero no necesito ya ninguna excusa para poner una foto de sus manos. 



9 comentarios:

Aina dijo...

Si te pierdes danos un silbido.
Aunque a lo mejor te apetece perderte un rato.Yo por si acaso dejaría la brújula en casa.

Gemma dijo...

Manos de mariposa, sin duda.
Se nota que le gusta el sol.
Besos!

rh dijo...

Que sea un buen "viaje".
Preciosas manos ¿qué es lo que tocan? ¿el mundo?
:)

Anónimo dijo...

Las ciudades nunca cambian, sólo, en algunas ocasiones, se enmarañan. A mí han dejado de interesarme si voy sola, no me salgo de los caminos marcados, por si acaso.
Un beso.
Sonsoles

Isabel dijo...

¡Ay! Ese por si acaso, ese cercano futuro incierto...
Porque ya hay quien gobierna y me fijo en ese dedín que señala, sugiriendo.

Achucharía esa manitas.

Y besos, muchos besos.

Aroa dijo...

voy a asomarme a la ventana por si te veo pasar

a mí me ponen canibalina esas manos

Aurélia Jarry dijo...

Hermosísima foto!

NáN dijo...

Uno, dos y tres. Tres marineritos en el redondel. ¿Ves que fácil ya va siendo todo?

surenia dijo...

ay, la brújula,

asegúrate que sigue funcionando su imán

o no

no te asegures,
ya verás...