martes, 7 de mayo de 2013

Kilena of Corsica



Suena Dire Straits
suena el rumor del motor de un barco de vela
bajo mis pies bajo la madera limpia suave
porque no hay viento
sin embargo el viento ayer
el pelo la piel ojalá
el mar está a punto de ponerse mercurio
en la punta de Formentor se condensa una nube
quizá aún icemos velas
suena Dire Straits
al sol le queda un palmo
para meterse en el agua
yo tengo una familia
un hombre al que quiero una niña que está aprendiendo a hablar sin mí
sin mí aquí
bordeando una isla del Mediterráneo
lejos de todo
lejos de mí misma
de lo que he sido yo en los últimos años
ese poco de sufrimiento
estruendo en medio del estrés
ese agotamiento desde el que se intenta escribir besar percibir vivir
(y no se consigue)
a veces la vida es simplemente esto de ahora
yo soy esto de ahora
ahora soy esto
moviendo las coordenadas dentro de mi cuerpo
cambiando de sitio el eje
en el fondo
simplemente
regresando. 





8 comentarios:

cuadernosgavieros dijo...

nos engañaron, el regreso sólo existe en los sueños

Sonsoles dijo...

Podría decirte: aún te queda, aprovecha, disfruta, pero quién sabe, igual ya estás harta de oirlo, igual te viene mejor que te diga: cuenta cada segundo y que no se escape ninguno.

Gemma dijo...

Encaramada a la ola misma del regreso. Feliz vuelo.
Abrazos

Portorosa dijo...

Ante la añoranza, piensa en que todo eso lo vas a poder aportar tú después, si lo llevas contigo. Úsalo. Sé mejor, más feliz, y que se note.

Un beso muy grande.

RH dijo...

Antes había dicho que me gustaba la niebla, y es cierto, pero esto me gusta aún más. El lugar, la isla, el mar, el sol poniéndose, la música, la quietud, la paz, la forma de pensarlo y vivirlo, el poema después, la luz, la paz, el mar, la luz...
Todo eso se nombra con una sola palabra ¿verdad?

(me encanta ese velero)

Aroa dijo...

esos poemas que uno quiere encontrar en un libro

este poema

NáN dijo...

Lo que dice Aroa, porque los poemas solo son cuando uno los hace suyos.

EL PUENTE AZUL dijo...

Todos deseamos regresar a casa, a la verdad.