martes, 7 de noviembre de 2006


Cuando la tos sale
demasiado barata,
cuando donde caben sólo dos
comen muchos más,
cuando es precisamente Sabina
quien me quita
las palabras de la boca,
cuando Cádiz es mañana,
es dentro de un rato,
y no lo parece,
cuando los kilómetros
dejan de tener sentido,
cuando te tropiezas
con todos los muebles,
cuando no sabes qué hacer
y encima la coca sabe a sal,
entonces dime.

Cuando reconoces
que también eres adicto al porno,
y me dices que me
olvide de ti,
me dices, ilusamente,
que puedo hacerlo
(gracias por el cumplido),
intentas desabrocharme
el sujetador
mientras escribo,
intentas llevarme allí
donde el mundo
no te duele,
donde el mundo
no sé si me duele,
donde el mundo
no me duele,
por supuesto.


(foto de Alessandra Sanguinetti)

5 comentarios:

Belier Belcán dijo...

Cuando todo, o casi todo, me termina sabiendo a ti y a tus papeles guardados (agujereados de hermosas polillas y rencorosas, enamoradizas, sensuales) preferiría mejor planear suavemente y posarme con violencia sobre ti, no asomarme a la gran montaña de por debajo, y no creer ya más en las pruebas evidentes de crímenes de amor sobreseídos hace ya capítulos. Quemarlo todo (con ese soplete purificador y sanísimo que es la certidumbre, o la indiferencia, que en cierto momento se confundan) y pedir manzanilla para todos en cualquier bar de La Viña.

Anónimo dijo...

....como se puede ser hombre sin tener hambre.
como se puede ser sencillo sin ser simple.
imposible ser perro sin morder.
imposible morder sin ser perro.
(angel gonzalez)

Okr dijo...

Mola.

Anónimo dijo...

hola lara,ando visitando tu blog a a nenudo,dejé la cita de angel gonzalez firmada por anonimo pero sin querer(el teclado me traiciono).
me acuerdo de ti,en los dias grises y tb cuando lo verde,azul,ocre y sobre todo los rojos me emborrachan.
cuidate hermanita.
una granina

Lara dijo...

Luzi!!!
Gracias por estar por ahí, compañerita!
Besísisisimos.