lunes, 22 de marzo de 2010

Yo nunca me comí un ácido

A la madrugada sólo hay que dejarla correr para que te tome el pelo o se te suba a las barbas como se suele decir
estamos la madrugada y yo y ni siquiera un mal vecino nos espía ni siquiera las vacas del prado nos espían ni siquiera las patrullas contra incendios
nadie sabe
la madrugada me ha devuelto el saludo y si por ella fuera cómo la conozco haríamos cualquier cosa ahora mismo: yo la espiaría a ella y ella me espiaría a mí
en ella yo encontraría lo de siempre (es una pesada ya no la amo) y ella en mí no hallaría nada
quiero que sea de día
yo nunca me comí un ácido y sin embargo llevé camisetas de acid house (¡smiley, smiley!)
en aquella época en la que me gustaba vestirme de india apache y no me enteraba de nada
mis camisetas tenían flecos para ser india o caritas fluorescentes que promocionaban un delirio ajeno
me han dicho que el mundo es tan vulnerable como ese conejo al que destrocé el cerebro con las ruedas de mi coche en una carretera secundaria
por supuesto
era de madrugada.

A lo mejor por eso nadie vino a bailar con nosotras Get Ur Freak On.

14 comentarios:

Virginia Barbancho dijo...

Y mira que le avisamos.
Pero al final se cruzó.
Pobre.

Como la vida misma.

NáN dijo...

Creo que es la gente en el mundo, la vulnerable. El mundo es sobre todo agua y piedra, inconmovibles.

La madrugada tiene mucho tráiler kistch (¿se escribirá así?), como cuando Lole y Manuel cantaban lo de en la madrugá, en la madrugá, tu pecho de seda m'espabila más. En realidad, hace sueño, o hambre, o nervios.

Música dijo...

yo tb me vestí así y nunca me lo comí...que cosas...

juan bello dijo...

la madrugada es una mentirosa. espero un email no?

Isabel dijo...

Espiar la madrugada y que te espie ella a ti ¡qué hermoso!
Te eché de menos en la presentación de Fiera, me hubiera encantado leer tu crítica. La de aquí no me interesa, demasiados capillitas y más en vísperas.

Abrazos

Álvaro Beltrán dijo...

me has recordado a Molly Bloom...
Y eso me fascina.

Pez Susurro dijo...

el mundo es vulnerable
cuando no mira
el resto del tiempo

es voraz...


besos de madrugada

Miguel Ángel Maya dijo...

...¡¡¿que TÚ nunca te has comido un ácido!!?...

Lara dijo...

Pues no, nunca, ya que lo preguntas.

De todos modos, la voz poética-narrativa-bloguera que aquí aparece no soy necesariamente yo (esto puede aplicarse al resto de entradas).

Pacto de ficción se llama. ¿Qué libertad nos dejaría si no la literatura?

Un beso.

Miguel Ángel Maya dijo...

...La voz poética-narrativa-bloguera que comenta tampoco es necesariamente yo, y no sólo eso, sino que le escribe a la voz poética-narrativa-bloguera que no es necesariamente tú, siguiendo a pie juntillas el pacto de ficción...
;-)

NáN dijo...

El pacto de ficción es necesario para la escritura. Las parejas, hacen un pacto de frición. Sentidos 2 y 3.

NáN dijo...

fricción. Me molesta la no respuesta a la segunda presión de la letra c.

Aroa dijo...

ese "destrocé" queda sádico
está escogido sadiquillamente, lar

Un beso desde Caí, "por la madrugáaa"

Qué gustito es mantener sin esfuerzo este hilo de cables que te trae a mí desde aquí.

Aurélia dijo...

Qué bestia lo del conejo... Hermoso de fuerte...