martes, 5 de febrero de 2008

LOS QUE SABEN VOLAR

La gente es muchísimo más valiente y más loca de lo que parece a simple vista. He dormido la siesta en un tren, y al abrir los ojos ponían un documental en la televisión: una demostración sin sonido de lo que la gente es capaz de hacer para creerse que es capaz de volar. Curiosamente, no son los grupos, vestidos con plásticos de colores, que se tiran de avionetas o helicópteros o qué sé yo (los aparatos no se veían en el documental) los que más me han emocionado. Es bastante hipnótico ver a éstos, revolucionarios (completamente revolucionarios), haciendo caso omiso de la omnipresente fuerza de la gravedad que los absorbe de nuevo a la tierra a una velocidad irritante, peligrosa, kilómetros y kilómetros (han sido capaces de alejarse mucho del suelo). Ellos, como locos guerrilleros, disfrutan con intensidad de esa victoria de minutos, de esa plena felicidad de vuelo, e incluso hacen dibujos entre sí, saltándose los unos a los otros y cambiándose de sitio, formando flores, platillos volantes humanos que descienden a la Tierra, cualquiera diría que por obligación. Son floridos, acrobáticos, auténticos grupos de oposición.

Sin embargo, lo que me ha roto el corazón ha sido otra cosa, no tan espectacular: un hombre se ha tirado desde el M. C., Croacia, 790 metros. No es de verdad un precipicio, un acantilado lo suficientemente recto como para no asesinar en el acto. Es un agujero en la tierra que lleva al Adriático. Es un túnel abriendo una montaña. Que esa persona haya abierto el paracaídas a menos de 150 metros del final no tiene ninguna importancia. El mar lo atraía con una velocidad distinta a la de la tierra, más espaciosa pero igual de inalterable; esa soledad del salto, esa independencia en el vuelo, como un suicidio al que uno puede volver una y otra vez, debe de ser espeluznante. 640 metros de verticalidad en un foso del borde de Croacia donde nada es importante, donde por una vez todo es relativo (otra vez, es como volver, el regreso); ninguna cosa ahí puede estropear el mundo: el exceso de coches en las ciudades, en los pueblos, en los desiertos, el exceso de nichos, de cemento, de plástico, de desamor, de incomprensión, el exceso de palabras, de ladrillos alineando cráneos, un ladrillo, un cráneo, un ladrillo, un cráneo, un ladrillo, un pulmón, así. Todo eso, ahí, no existe.

Sólo quedaría el único de los necesarios desvaríos: romper la tradición, por fin, volar, amar, suicidarse cien veces.

16 comentarios:

Shangri-la dijo...

Hola. Te invitamos a visitar nuestra publicación. Un saludo.

Aurélia dijo...

El vértigo siempre... El deseo sempieterno de volar, el mismo miedo a estrellarse. Estrella. Lo del paréntesis no iba hacia vos, sino hacia mí! Gracias, cometa.

carmen moreno dijo...

El deseo de volar, el deseo de desvanecerse, el de dejar de ser, o el de renacer de las cenizas.

Amarantear dijo...

Confeso que é difícil pero posíbel ir facendo unhas ás a medida para coller altura e de cando en vez sobrevoar o mundo, vistas fermosas. Hay que ir aterrizando despacio para que el cambio de presión no sea demasiado agresivo.

Cannabelli dijo...

Alucinante. Este tono tuyo que me es tan nuevo y tan fresco. Tan cercano al suelo. Tan voladizo. Tan de página a tres, cuatro columnas, con foto.

¿Cómo puedes hablar así de un hombre que se lanza al vacío? ¿Cómo puedes indagar así sobre por qué se lanza al vacío? ¿Cómo hacer poesía sobre una escena así? Parece que para decir verdad o hablar belleza sólo tengas que mover los labios.

El suicidio adictivo, el momento en que todo desaparece. El hombre revolucionario, su carne y el mundo, rompiendo la tradición, todo desvarío.

Un beso caliente volando en el interior de una gruta, el mar arriba y el cielo abajo.

Magapola dijo...

¿Es el suicidio revolucionario? No. Te mata. ¿Es amar revolucionario? No. Te esclaviza. ¿Es volar revolucionario? Sí. Te hace libre.

Canavell dijo...

De rodillas ante tu reflexión, Maga. :)

Un individualismo que refuerza todo lo demás: la libertad y la vida y la confianza, me parece.

Bics a tots

Mar dijo...

Golden slumbers

Escuchar el principio una y otra vez
Antes de la corrupción con la espuma
Cuando la alfombra de los sueños
Se ondula dorada ante tus ojos
Con la paroxística quietud
De la bola de fuego que se ahoga.

igor dijo...

joder... y yo me quedo sin saber qué decir... eso sí, qué razón tienes, Lara, el único de los desvaríos necesarios... uno, cien, mil suicidios! (debería ser una consigna vital, contra esta cultura de veneración al trabajo y a la supervivencia a costa de lo que sea).

Magapola! Yo sí creo que amar es revolucionario... amando rompemos las reglas de un sistema que nos somete y nos quiere dóciles y desa(r)mados desde la cuna a la sepultura (se podría escribir tanto sobre ello)... el amor sólo esclaviza si te aferras a algo, pero amor sólo hay uno y es a la vez hacia un@ mism@ y hacia el mundo... ay, qué lío... me voy a tirar por un puente, o algo...

síl dijo...

a mí me admiran los que cada día intentan volar, de una manera o de otra, dejando atrás miedos y vértigos...
besos y alas, lara

Mega dijo...

Los que saben volar como dices deberían abrir una academia de vuelo para el resto de miedosos que habitamos el mundo.

Un abrazo volante.

AROA dijo...

y las que no saben volar, en vano intentan seducirme

o algo así decía un poeta argentino,... oliverio

es lo que me ha venido a la cabeza al leer el título

Laraaaa, ausencia de miércoles repetida: un beso.

Lara dijo...

... girondo, querido poeta.

Muchos besos a todos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

el hijo de la fernanda dijo...

Magnífico, Lara. Te veo, sin perder la energía que siempre te ha caracterizado, más madura y reflexiva que nunca. Es, después de aquel cuento que te publicó Gumpián en El árbol de Poe, lo que más me ha gustado de ti (sí, yo también te leo, aunque en silencio). Un abrazo.

Microalgo dijo...

Dar vueltas.

Eso sí que es revolucionario.

Mara Pastor dijo...

me recuerda al cuento de virgilio piñera, la caída, en los cuentos fríos. que salto, sabes de la cueva de las golondrinas? también la imagino así:

http://www.youtube.com/watch?v=SWw-HCsNH00